miércoles, 16 de mayo de 2018

II Corre Forrest Corre 8 horas non stop

El sábado pasado participé en la segunda edición de una carrera que, por su formato, es algo atípica, la Corre Forrest Corre 8 horas non stop, una carrera de resistencia de 8 horas de duración que se puede hacer en individual, parejas (masculina, femenina o mixta), o equipo de cuatro (también masculinos, femeninos o mixtos), y que se celebra en Añover del  Tajo. La carrera se celebra en un circuito de montaña, de 6,3 km y con 200 metros de desnivel positivo, y gana el que de más vueltas a ese circuito en las 8 horas que dura la carrera.

Con el equipo Forrest Gump Team
La carrera la organiza Comunabike, que es uno de los patrocinadores del equipo con el que corro, Forrest Gump Team, por lo que en esta carrera nos encontrábamos inscritos muchos de los miembros del equipo.
La organización de la prueba, en cuanto a recorrido muy bien, zonas bonitas, toboganes, subidas duras, bajadas en las que poder ir rápido y veredas por las que correr, además de estar bien señalizado. La recogida de dorsales bastante fluida, y la bolsa del corredor escasa, por no decir nula, ya que solo constaba de una camiseta, el dorsal, y un portadorsales por equipo, es decir, eramos cuatro en el equipo, pero portadorsales, solo uno. Otra crítica, es que una vez más cuando fui a recoger mi camiseta no había de mi talla, por lo que tengo una camiseta más de una talla más grande que la mía, y como las carreras sigan con esta dinámica, voy a juntarme con más camisetas grandes que de mi talla.
Recorrido de la prueba
Respecto a los avitullamientos, había uno en salida/meta, donde a lo largo de las 8 horas no faltó el agua, bebida isotónica, barritas energéticas y fruta. A la hora de la comida, en un polideportivo cercano a la zona de salida/meta tenías para comer ensalada de pasta y bebida.
En la carrera participé en la modalidad de equipo masculino, junto a un compañero de Forrest Gump Team, y a dos conocidos suyos. La carrera en esta modalidad consistía en hacer la carrera por relevos, cada equipo elegía su estrategía, las vueltas que daría cada componente, el turno de salida, lo único que había que cumplir es que cada miembro del equipo debía de dar como mínimo el 20% de las vueltas totales que diese su equipo, produciéndose el relevo al pasarse un miembro al otro el portadorsal con el dorsal y el chip.

Altimetría
En mi equipo yo fui quien hizo el primer relevo, salí a un ritmo tranquilo, casi cerrando el grupo, desconocía por completo el recorrido, y la única referencia que tenía es la que me había dado un compañero del equipo que me dijo que era un recorrido duro, con pocas zonas de recuperación, y con varias subidas largas, y no me engañó. Tened en cuenta que en poco más de seis kilómetros había un desnivel acumulado de 200+.
La primera vuelta disfruté mucho, sobre todo en las sendas en las que se podía correr, en las bajadas, algunas con mucha inclinación, sigo teniendo demasiado respeto como para bajarlas a tumba abierta, y sigo cediendo mucho terreno respecto a otros corredores. Subiendo tenía la referencia de otro corredor que me marcaba el ritmo, pero era curioso, yo iba andando, mientras que él iba corriendo, y aún así, le mantenía la distancia. Esa primera vuelta la hice en un tiempo de 39´04”.
Foto del equipo con el trofeo
Las siguientes vueltas que realicé fueron la cinco y la nueve. Cuando hice mi segunda vuelta (la quinta del equipo), eran las trece horas y el calor ya apretaba, a eso se unía que habían pasado dos horas desde mi primera vuelta, y que ese tiempo lo había pasado hablando con otros corredores, siempre de pie, por lo que en la segunda vuelta las piernas las note más cansadas, y la vuelta la hice en 41´06”.
Mi tercera vuelta, no fue buena desde el inicio, de nuevo dos horas de espera, donde salvo el tiempo en que fui a comer, de nuevo las pasé de pie, y con bastante calor. Cuando salí las piernas no cogían ritmo, además me despiste, me pasé de largo una baliza, y cuando me di cuenta, me tocó darme la vuelta y acabar haciendo 250 metros más. En esta vuelta el ritmo era bastante más lento, y las subidas andaba también más despacio, por lo que al final hice un tiempo de 44´56”.
En el podium recogiendo el trofeo
En lo que al equipo respecta, dimos un total de 12 vueltas (tres cada miembro del equipo), para un total de 75,6 km y un desnivel acumulado de 2400+, acabando segundos de la clasificación general de equipos masculino. Lo malo fue que tuvimos una penalización, ya que el cuarto miembro del equipo, en su primera vuelta se salto una baliza, pero al contrario que yo, que hice 250 metros de más, él hizo casi dos kilómetros menos, por lo que nos penalizaron, y bajamos del segundo al tercer puesto, es decir, por primera vez he sabido lo que es estar en un podium, aunque en esta carrera no hubiese un podium como tal para la entrega de trofeos.
Para acabar, mi opinión sobre este tipo de formato. En la modalidad de equipos, mi experiencia es que pasa mucho tiempo desde que haces tu vuelta, hasta que vuelves a correr (en torno a dos horas), por lo que cuando vuelves a ponerte en marcha cuesta mucho, y más aún cuesta cuando te toca dar la tercera vuelta, que llevas más de cinco horas de carrera, la mayoría de ellas de pie, y con dos parones de dos horas entre cada vuelta. En la modalidad de parejas, por lo que pude ver, puede ser más interesante, aunque eso sí, el descanso entre vuelta y vuelta no es de más de 45 minutos, y para organizarte para poder comer, puede ser que te toque dar dos vueltas, para dar tiempo a tu compañero. El formato individual, a mí personalmente ya me parece una locura, ya que hablamos de estar 8 horas dando vueltas al mismo circuito…

Con la medalla finisher y el trofeo
Lo mejor de todo, el día que pasé junto a mis compañeros de Forrest Gump Team, la nueva experiencia vivida, y el saber por primera vez lo que es que te llamen para recoger un trofeo.

Trofeo del tercer clasificado